Inicio Categorias Novedades Utopías Efímeras, a realidades conducentes

Utopías Efímeras, a realidades conducentes

En el país del tango y la pasión, donde la política es un espectáculo en sí mismo, las elecciones presidenciales de Argentina tomaron un giro que pocos podrían haber imaginado.

En medio de un escenario de incertidumbre y desencanto, dominado por peleas políticas que responden a la lucha de egos de muchos referentes y no a las necesidades que tiene el pueblo, emergió una figura-candidato que parece haber salido de una ficción o cómic “rocambolesca” – no lo digo como ofensa o deslegitimación – al contrario , adoptó este “papel ficcionado” con suma inteligencia y rigor táctico para introducirse vertiginosamente en cada hogar y rincón del país, a través de una pantalla de celular, tablet o “video viral” de WhatsApp. (Otra virtud del personaje)

Un candidato que desafió todos los pronósticos, proyecciones, análisis y hasta conjeturas y se transformó más que en una sensación , en una realidad “abrumadora” , no de representación (esto aún está por verse) sino de “atracción”.

Hoy con el resultado puesto, podemos afirmar que el pronóstico de Cristina Kirchner se cumplió a raja tabla. “Lo que importa es, más que el techo, el piso, para entrar al balotaje. Van a ser unas elecciones atípicas, de tercios”, olfato, sensibilidad y capacidad de lectura que nunca se pierde.

La propuesta liberal de extrema derecha, logró traccionar y atraer a un 30%  de un electorado que busca más que respuestas a sus inquietudes y necesidades de representación, a canalizar broncas, desencantos, frustraciones en un escenario político de extrema complejidad y aunque suene duro resquebrajado por una crisis de representación real

La promesa de una revolución, rompiendo “todo” , desafiando al límite las estructuras existentes, son una “fachada”? de amplio impacto en la juventud, en especial entre hombres jóvenes (mayoría), de muy diversos universos que hacen aún más complejo el análisis de su preferencia y en algunos casos hasta “devoción” .

Indiscutible su magnetismo  y sus habilidades de comunicación, para bien, muy bien, mal o muy mal. En un tiempo récord logro instalar su figura y cobrar una centralidad pocas veces vistas en la historia de las elecciones en Argentina – en rigor de verdad el rol de los nuevos medios permiten derribar barreras y acelerar (inflar) posicionamientos y reconocimientos. El efecto velocidad de subida generalmente no es proporcional a la velocidad de bajada.f

El Libertario supo aprovechar al máximo sus apariciones mediáticas desfilando por todos los programas de la TV, recibido casi como “rockstar”, exponía sus teorías con suma eficiencia, para luego con destreza amplificar por redes y llegar a una audiencia agotada de la oferta mediática tradicional. Su fórmula de hacer “capsulas o video clips” de cada aparición, resumido en slogans definitivamente traccionaron su figura y aceptación a lugares inimaginados previamente.

Las “palabras claves” que utiliza para la atracción – seducción – son seleccionadas con rigor científico y analítico aprovechando el agotamiento y la desesperación de una buena parte de la ciudadanía, obligados a seguir su vida habitual en un presente complejo, un futuro incierto y mucha catarsis, canalizada finalmente hacia una promesa de un país en donde la libertad se definiría bajo una nueva dimensión,  lo que altero consecuentemente todo el escenario político y social

El golpe de efecto aún no fue digerido por parte de la dirigencia, asimilarlo es complejo, si bien aún falta , comienzan a vislumbrarse algunos reflejos de “ y si pasa ? , y si es?” o algunos ya mas arriesgados “ya es , hay que asumirlo”

La propuesta de extrema derecha alteran e intentan desactivar los cimientos de 40 años de construcción democrática en Argentina promoviendo discursos que atentan contra las estructuras de representación política tradicional y los derechos ganados por y para los argentinos y argentinas en especial lo que refiere a la educación y salud pública.

Sus artimañas comunicacionales para seducir y convencer y rodearse de fieles “followers”, son reacciones que vemos habitualmente para con otro tipo de personajes que emergen de los ecosistemas digitales, el contenido no resiste análisis , los slogans y hashtags impactan y llegan dejando secuelas aún sin dimensión de su hipotética aplicación

Dolarízar, Casta, Dinamitar , Desaparecer. Es fácil entrar en el juego de la dialéctica, demonizar y hasta salir a confrontar propuestas vs slogans. Analizar lo imposible y absurdo es meterse en el juego, además es parte de la estrategia de su centralidad codiciosa. Es labor de otros, confrontar, debatir, exponer y como dirían los jóvenes, hacer “doble click” en cada unas de sus promesas y propuestas.

Sin embargo, en medio de este emergente mediático y ya nueva figura política debemos comprender y ATENDER qué hay una importante porción de la población dispuesta a pegar un gran salto – sin dramatizar – hacia una dimensión desconocida

No bastan las experiencias de nuestros vecinos de Brasil , Perú o Estados Unidos , nada es comparable , pero las consecuencias derivadas de los experimentos sin fundamentos, cargados de “slogans”, y también de una idea de una libertad con cierta tendencia a la destrucción de cimientos democráticos verdadero han mostrado una tendencia al fracaso y a la destrucción de la identidad de los pueblos.

Si por supuesto, debemos aprender a escuchar a esa parte de la ciudadanía que está dispuesta a un cambio profundo, sin importar las consecuencias. Esta parte de la población está desencantada, frustrada por la situación económica y social, y desconfía profundamente de la clase política. Su entrada en el túnel de promesas y utopías es una señal de alerta que no debemos ignorar.

La política argentina de los últimos 40 años ha sido un viaje emocional, lleno de altos y bajos sin embargo los argentinos y argentinas siguen luchando por un país más justo y próspero. Por eso es tiempo de reflexionar, de entender que el desencanto y la desesperación pueden abrir la puerta a soluciones extremas y utopías efímeras.

Mientras tanto, sin distraernos y caer en el túnel de las especulaciones, acá seguimos luchando por derechos, intentando que la realidad no se imponga como un dilema que deben resolver otros, las paritarias que está presentando Suterh para acompañar a todos los afiliados y afiliadas se inscriben dentro de la lógica de nuestro modelo de gestión , seguir generando condiciones de trabajo, desarrollo, crecimiento y reconocimiento, Realidades conducentes para evitar caer en Utopías efímeras.